3 pasos para encontrar el camino a la felicidad

3 pasos para la felicidadComenzaré diciendo que la industria de la felicidad es la mas rentable en el mundo, y la expectativa por alcanzarla es como la fábula del burro que quiere la zanahoria, la cual nunca alcanza por que el jinete la ha puesto a una distancia donde el burro pueda verla, olerla y muchas veces imaginar que la come, pero que jamas puede tan siquiera morderla. La mercadotecnia la utiliza, una y otra vez con magníficos resultados, y los consumidores en la búsqueda desesperada de vivir felices caen en el engaño. Tal y como sucede con la tecnología, la belleza o la moda, nunca tiene fin, ya que has alcanzado lo ultimo, al día siguiente ya existen nuevas tendencias y te encuentras obsoleta.

Es por eso que ante la citada reflexión proporcionaré los 3 pasos para encontrar el camino de la felicidad:

  1. Vive con la riqueza y la abundancia de la austeridad. El deseo constante de aquello que no se tiene, por el simple hecho de poseerlo genera un sentimiento de frustración, algunas personas consideran que es un principio de motivación sin embargo, una motivación basada en la frustración te conduce a la infelicidad. Cuando regresas a lo básico de tus requerimientos te das cuenta que puedes caminar ligera o ligero por la vida, disfrutar de los pequeños instantes, recobras la capacidad de maravillarte, la vida se convierte en una fuente interminable de sorpresas, despiertas tu curiosidad, encuentras en lo mas simple, lo sublime. La frustración solo se presenta para mejorarte a ti misma, a ti mismo.
  2. Agradece tu existir, incluye a todos y todo los que hay en él. El agradecimiento, sin importar el tipo de creencia religiosa o espiritual, brinda bienestar, equilibrio. Todos y todo lo que comparte tu presente son y eres simultáneamente, herramientas para el propósito individual y colectivo de cada uno de los que comparten tu realidad. Es agradecer que todo lo que esta a tu alrededor, incluyéndote, es lo mas perfecto para que cumplas y cumplan, en sinergía, tu y su propósito.
  3. Confía que tienes un propósito y que cada segundo lo estas cumpliendo. Te otorga respeto, importancia, confianza y seguridad. No tienes que tener para ser. No tienes que hacer para ser. Solo maravíllate de tus posibilidades, disfrútate, obsérvate y manifiéstate tal y como eres.

Gracias por existir.

Disfruta, comenta y comparte