Aceptación, el camino hacia la liberación

AceptaciónLa aceptación de situaciones traumáticas es uno de los procesos más dolorosos que pueden existir, al hacerlo admite la persona su incapacidad, su humanidad (situación que requiere mucha humildad) y por añadidura, de manera paradójica se da una posible solución.

En estas situaciones la aceptación libera, la negación encadena, impone el secreto, y en la lucha con la negación, llega la aniquilación.

Hay quienes consideran la aceptación como una derrota, pero no hay nada mas lejano a ello. La aceptación es la fuerza que da base para el cambio. Un ejemplo es el alcohólico que hasta que acepta su condición, tiene posibilidad de cambio. Otro ejemplo es el paralítico que acepta su condición, adquiere fuerza para cambiar y hacer cosas extra-ordinarias; o la mujer que vive con un hombre violento, acepta que es víctima y toma la fuerza para mirarse como sobreviviente, o las personas que tienen preferencias sexuales diferentes, se aceptan y se transforman, dejan de luchar contra si mismas, se liberan.

Cuando te aceptas, es mas fácil que te acepten; cuando te rechazas es más fácil que te rechacen.

La aceptación es un acto personal, que requiere humildad, distancia crítica y deseos de mejorar tu calidad de vida.

Los ejemplos tal vez sean distantes o tal vez muy cercanos a ti, sea cual sea tu situación, piensa que te hace falta aceptar, acéptalo y prepárate para el cambio.

Requieres apoyo:

  • Cita en línea aquí
  • Cita presencial en Montreal, Qc. Canadá, tel 514 946 5758, psicdominguez@gmail.com<

Disfruta, comparte y comenta.