Amigo y enemigo: El estrés

EstresEl estrés (del inglés stress, ‘tensión’) es una reacción fisiológica del organismo en el que entran en juego diversos mecanismos de defensa para afrontar una situación que se percibe como amenazante o de demanda incrementada.

De acuerdo a la American Psychologycal Association se presenta en agudo, agudo episódico y crónico, he aquí una pequeña cita de los tres.

El estrés agudo es la forma de estrés más común. Surge de las exigencias y presiones del pasado reciente y las exigencias y presiones anticipadas del futuro cercano. El estrés agudo es emocionante y fascinante en pequeñas dosis, pero cuando es demasiado resulta agotador.

Una bajada rápida por una pendiente de esquí difícil, por ejemplo, es estimulante por la mañana. La misma bajada al final del día resulta agotadora y desgastante. Esquiar más allá de sus límites puede derivar en caídas y fracturas de huesos. Del mismo modo, exagerar con el estrés a corto plazo puede derivar en agonía psicológica, dolores de cabeza tensiónales, malestar estomacal y otros síntomas.

El estrés episódico  Personas que tienen estrés agudo con frecuencia sus vidas son tan desordenadas que son estudios de caos y crisis. Siempre están apuradas, pero siempre llegan tarde. Si algo puede salir mal, les sale mal. Asumen muchas responsabilidades, tienen demasiadas cosas entre manos y no pueden organizar la cantidad de exigencias autoimpuestas ni las presiones que reclaman su atención. Parecen estar perpetuamente en las garras del estrés agudo.

Es común que las personas con reacciones de estrés agudo estén demasiado agitadas, tengan mal carácter, sean irritables, ansiosas y estén tensas. Suelen describirse como personas con “mucha energía nerviosa”. Siempre apuradas, tienden a ser cortantes y a veces su irritabilidad se transmite como hostilidad. Las relaciones interpersonales se deterioran con rapidez cuando otros responden con hostilidad real. El trabajo se vuelve un lugar muy estresante para ellas.

El estrés crónico surge cuando una persona nunca ve una salida a una situación deprimente. Es el estrés de las exigencias y presiones implacables durante períodos aparentemente interminables. Sin esperanzas, la persona abandona la búsqueda de soluciones.

Algunos tipos de estrés crónico provienen de experiencias traumáticas de la niñez que se interiorizaron y se mantienen dolorosas y presentes constantemente. Algunas experiencias afectan profundamente la personalidad. Se genera una visión del mundo, o un sistema de creencias, que provoca un estrés interminable para la persona (por ejemplo, el mundo es un lugar amenazante, las personas descubrirán que finge lo que no es, debe ser perfecto todo el tiempo). Cuando la personalidad o las convicciones y creencias profundamente arraigadas deben reformularse, la recuperación exige el autoexamen activo, a menudo con ayuda de un profesional.

Algunos de los estresores mas comunes son:

  • situaciones qu forzan a procesar información rápidament
  • estímulos ambientales dañino
  • percepciones de amenaz
  • alteración de las funciones fisiológicas (enfermedades, adicciones, etc.
  • aislamiento y confinamient
  • bloqueos en nuestros interese
  • presión grupa
  • frustración
  • no conseguir objetivos planeado
  • relaciones sociales complicadas o fallida

Si estas viviendo estrés episódico o crónico, es importante que consideres hacer los cambios necesarios para que puedas disfrutar de tu vida con plenitud, como por ejemplo:

  • Tomar consciencia de lo que estas viviendo
  • Identificar las áreas en que el estrés esta presente y te afectan
  • Practicar meditación
  • Hacer deporte
  • Salir de la rutina
  • Manejar tus prioridades sin excusas, tu eres la prioridad numero 1
  • Restablecer tu sentido de vida
  • Acudir con un profesional

Recuerda que nadie puede hacer los cambios que requieres para vivir mejor. Si es momento de que te tomes en serio, has algo al respecto.

Buen día para el cambio

fuentes:

  • Biomedical Therapy.
  • Psychological science
  • APA Adaptado de The Stress Solution de Lyle H. Miller, PhD, y Alma Dell Smith, PhD