Cerrar ciclos, cerrar el año y abrir tu presente

_DSC6862Los días pasan y con ello también los momentos que te han marcado para conocer lo mejor, lo peor o tal vez lo diferente y novedoso de ti.

A pocos días de haber iniciado el año 2015, quiero compartir contigo una costumbre personal. En estas fechas cada año, como rito que da pie a un maravilloso mito, cierro los ciclos de alegrías, de tristezas, de adquisiciones y de perdidas; escribo mi percepción de los resultados obtenidos durante el año pasado, y en el presente dejo espacio emocional para lo que esta y se presentará.

La experiencia es sumamente gratificante, pues el balance aun cuando en muchas ocasiones puede presentarce en negativo, se transforma en experiencia, aprendizaje, libertad, consciencia y poco a poco en un nuevo despertar de oportunidades. Lo que deja al final: Balance positivo.

No se trata de crear trampas emocionales, mismas que después escribiré de ellas, sino que realices una limpieza de tu mente, y que le des mayor validez a los hechos y percepciones que creaste, que viviste, que te sorprendas de tu capacidad de resolución, de tu capacidad de continuar aun ante las adversidades. Que sepas maravillarte de ti.

Recuerda alguien que tiene un buen concepto de si mismo, realizará elecciones positivas; se nutrirá solo de aquello que sea adecuado para el o ella, no aceptará menos. De lo contrario, quien no lo tiene tomara lo que le den. pensará que no tiene derecho, que no se lo merece, o que es demasiado para si misma y terminará tomando, en la mejor de las situaciones, aquello que le haga menos daño.

Date la oportunidad de vivir lo mejor de ti en todo momento.

Disfruta, comenta y comparte.