Comprendiendo a Mamá

No te entiendoUna de las relaciones mas fuertes y al mismo tiempo más compleja, es la de madre e hijo (a), las razones son más que obvias sin embargo, el día de hoy me enfocaré al dolor que provoca dicha relación, que puede impedir que fluya el amor y en caso de no ser resuelto genera resentimientos inútiles.

Comencemos por el momento cumbre, donde la mamá adquiere el titulo. Sí, con el momento de la concepción.

Las decisiones que toma toda mamá son las importantes que existen, son decisiones de vida o muerte, para ello tiene que enfrentarse a muchas situaciones que pueden ir desde el señalamiento, rechazo, amor, protección, desesperanza, desprecio, apoyo.

Con coraje se enfrenta a lo desconocido, tal vez en consciencia o no, pero siguiendo la fuerza de la vida, presta su cuerpo en un acto amoroso, aun cuando es desconocido para ella, a ser portadora de vida.

Al pasar por los diferentes impactos positivos y/o negativos, que representa la maternidad, da a luz a quien, de acuerdo a sus posibilidades, contexto e historias, otorgará lo que tenga o pueda dar a ese o esa recién nacida.

Al pasar de los años el hijo o hija encuentra diferencias entre su mama y el resto de mamás, aun cuando no tuvo la oportunidad de conocerle, compara y señala de acuerdo a su aprendizaje, la suya es la peor, la mejor, o ninguna de las dos. Sin comprender que el acto mas grande ya fue realizado. El resto, lo que adorna, es lo que toma mayor importancia: Me das, me quitas, me haces, te hago, me modificas, me aceptas, te rechazo, . Se quiere cambiar lo que dio la vida, se quiere que sea perfecto y exclusivo, tal y como lo fue en el momento de la concepción hasta el nacimiento.

Y es ahí donde el dolor se presenta, se acumula y genera resentimiento. Se quiere lo que no es posible tener, aun cuando para otros este disponible; no se acepta, se critica, se juzga.

Las mamás son lo que son, seres portadores de vida. Que dan lo que tienen, aun cuando algunas quisieran dar más, no pueden. Algunas tienen caricias, otras no; algunas tienen educación, otras no; algunas tienen el amor que recibieron, otras no; algunas tienen presencia… otras no.

Aceptar tal y como es tu mamá, te libera para tomar todo lo que te corresponde, sin dolor ni sufrimiento.

Si para ti es difícil comprender a tu mamá, sin importar si esta viva o no, con gusto juntos podemos encontrar caminos de solución.

  • Cita en línea aquí desde cualquier parte del mundo
  • Cita presencial en Montreal, Qc. Canadá 514 946 5758, psicdominguez@gmail.com

Jorge Domínguez