Cuando la cabeza quiere pero el cuerpo no responde

El olvidoDurante ciertas epocas del año, sobre todo en aquellas donde el frío se instala, las sombras se apoderan de la mayoría de los rincones, y el deseo de realizar actividades al aire libre se disminuye, aparece en algunas personas el desgano, la apatía, la perdida de interés y el deseo de vida. La cabeza tiene muchas cosas que quiere realizar, pero el cuerpo no responde, no tiene la energía suficiente.

Esto pude ser por múltiples razones, todas ellas muy validas, pero lo cierto es que puede dar pie a la depresión. Estoy describiendo un ciclo vicioso. Lo explico mejor.

Durante la época de actividades al exterior y con un clima favorable, tu organismo modifica tu estado de animo, hay deseos y tu cuerpo reacciona, solo basta un poco de energía para que estés realizando actividades que por si mismas te dan mas energía y deseos de vida. Durante esos días, semanas o meses, solo se invierte en sentirse bien a nivel sensorial, en sumergirse en actividades individuales o grupales que distraen de los acontecimientos, emociones, percepciones, etc. que no has resuelto.

Entonces llegan las épocas de frío y el momento de reflexión obligada, pues no existen actividades distractoras, y con ello se cierra el ciclo vicioso antes descrito.

Para realizar el cambio de ciclo vicioso al ciclo virtuoso haré mención de un dicho popular: En la época de vacas flacas, arregla el establo, para que en las épocas de las vacas gordas tengas los recursos para arreglar el establo. Dicho de otra manera acepta que hay momentos que te harán sentir bien, en estos, arregla tu vida, soluciona lo que te duele, lo que afecta y requiere solución. Es una alternativa maravillosa para que tengas la energía suficiente para activar tu cuerpo cuando tu lo requieras.

Disfruta, comenta, comparte