El correo electrónico: Amigo y enemigo. El lado obscuro

El lado obscuro de @En estos momentos de nuestra vida tenemos múltiples herramientas que al parecer nos facilitan la vida. Sin lugar a duda el correo electrónico es una de ellas sin embargo, tiene su lado obscuro y hoy lo descubrirás.

Una serie de investigaciones psicológicas demuestran lo siguiente:

64 segundos de recuperación por la intrusión de un correo electrónico

Un estudio realizado por la Keele University encontró que el 70% de los correos entrantes hacen reaccionar en 6 segundos, dato que seguramente lo conocías sin embargo, se debelo que las personas tardan aproximadamente 64 segundos en recuperarse el tren de pensamiento que tenían antes de la intrusión.

El tiempo empleado al correo electrónico es aproximadamente una cuarta parte de un día laboral

Como parte de un estudio Microsoft analizó a diferentes profesionales y encontraron que en promedio, las personas gastan un 23% de su jornada laboral revisando el correo electrónico.

Otro estudio devela que las personas reconocen que revisan el correo cada hora. Sin embargo, al darle seguimiento a la rutina laboral de los participantes, se aprecio que se revisa el correo electrónico cada cinco minutos. La razón de la gran diferencia de tiempo es, por que se realiza de manera automática, no es un acto consciente.

El 59% de las ocasiones en que se revisa el correo electrónico es en el baño.

Para muchos el baño puede ser un centro de diversión, de lectura y por que no un lugar privado para revizar los asuntos del correo electronico. Al termino de una encuesta realizada por AOL se encontró que 47% de las personas afirmaban tener una dependencia al correo como si fuera una droga. El 25% piensa que no podría vivir sin él durante más de 3 días y el 59% reconoció que revisaban el correo electrónico desde el baño.

El correo electrónico acaba con el sarcasmo y la comunicación emocional

Tras una investigación la New York University Stern School of Business demostró que se suele subestimar la capacidad para comunicarnos de manera eficiente a través del correo electrónico. Según éste estudio, el 80% de las veces fracasamos al intentar expresar o identificar el sarcasmo.

Así mismo se encontró que existen problemas para expresar las emociones como la ira, la tristeza, la seriedad y el humor. Esto se debe a que el destinatario solo tiene acceso a las palabras que representan el 7% de la comunicación. El 38 % de la entonación y el 55% del no-verbal es inaccesible para el destinatario.

El uso del correo electrónico disminuye el deseo de cooperación

Las negociaciones a través del correo electrónico se hacen más complicadas, especialmente cuando no conocemos bien a la otra persona. Un estudio realizado en la Northwestern University halló que en las negociaciones cara a cara las personas estaban más dispuestas a llegar a un acuerdo y a ceder en sus peticiones que en las negociaciones que se realizaban mediante el correo electrónico, en la cual solían adoptar una postura más negativa y obstinada.

Incremento en la tendencia a mentir

Tal y como lo revela el experimento realizado por Northwestern University las personas que usan el correo, mentían un 50% más que cuando escribían usando el papel y lápiz. Esto se debe a la distancia psicológica que existe entre el concepto de la tecnología con relación a lo escrito, existe la percepción de que la tecnología es pasajera y no lo que queda asentado en papel.

El uso de la tecnología no esta a cargo de la tecnología sino de aquellos que la utilizan, si es con moderación será benéfica, de lo contrario llega la autodestrucción.

Comparte y comenta

 

Fuentes:

Kruger, J. et. Al. (2005) Egocentrism over e-mail: Can we communicate as well as we think? Journal of Personality and Social Psychology; 89(6): 925-936.

Czerwinski, M. et. Al. (2004) A diary study of task switching and interruptions. Proceeding of CHI’04; 175-182.

Jackson, T. et. Al. (2002) Case study: evaluating the effect of email interruptions within the workplace. Conference on Empirical Assessment in Software Engineering; 3-7.