Hablemos de los Ataques de Pánico

panicoUna de las sensaciones más desagradables que puede vivir el ser humano, es sin dudarlo los ataques de pánico.

Los ataques de pánico son periodos que duran minutos y hasta horas, en que la persona vivirá de manera repentina miedo intenso, en la mayoría de casos las personas no comprenden el origen y les sorprende en los momentos en que aparentemente se encuentran tranquilos o estables.

Los síntomas físicos más frecuentes son la presencia de taquicardia, dificultad para respirar, angustia, ansiedad, temblores, mareos e inestabilidad, sudoración, vomito o sensación de náuseas y en ocasiones pueden no reconocer el entorno que les rodea.

Las personas que viven los ataques de pánico a menudo sienten que están en peligro de muerte, tienen un gran deseo de salir del lugar donde se encuentran, tratan de escapar de si mismos, del sentimiento y sensaciones que experimentan, pero paradójicamente tienen miedo a que vuelva a repetirse el mismo ataque, entonces crean una serie de ritos, formas o evitaciones para no vivenciar nuevamente el ataque, sin que comprendan que lo que hacen es que tome mayor presencia y se repitan.

Giorgio Nardone (1993, 2001) ha identificado tres intentos de soluciones llevadas a cabo por las personas que viven los ataques de pánico:

  1. Evitación. El efecto de evitar representa una afirmación de que existe una amenaza, se generan diferentes conductas evasivas pero que a su vez confirman que no se hace lo suficiente. Todo esto incrementa el escepticismo con respecto a los propios recursos, aumentando de esta manera la fobia e incluso las reacciones. De esa forma la persona se siente más limitada.
  2. Solicitud de ayuda. Una vez que el circulo vicioso de la evasión esta presente, la persona a menudo utiliza una segundo intento por dar solución, es decir, la necesidad de estar siempre acompañada, busca a alguien que está dispuesto a intervenir en caso de pánico al perder el control. Al inicio es un efecto tranquilizante, pero con el tiempo la persona que vive el ataque de pánico confirma que es incapaz de enfrentar y manejar la situación por si misma. Incluso este proceso tiende a generalizarse y lleva a la persona a una forma grave del trastorno fóbico basado en la lógica de “ser dependiente” y no poder controlarse.
  3. Intento de control. El control sobre el comportamiento fisiológico y sus reacciones redunda en un ciclo perceptivo-reactivo para obligar a entrar en acción a fin de afrontar el miedo. Sin embargo, en el intento de mantener el control a toda costa sobre el propio organismo y sus funciones, genera lo contrario pues la focalización de la atención en las reacciones fisiológicas (latidos del corazón, respiración, equilibrio, etc.) conduce inevitablemente a una alteración de algunas de las mismas funciones, lo que provoca un temor que, a cambio, genera más alteraciones, generando así que el intento de control desemboque en la pérdida de control.

Ahora como ta habrás dado cuenta una de las posibles estrategias para encontrar una posible solución es dejar de intentar controlar. Cada caso es único y requiere de la atención puntual para encontrar soluciones.

Lo más importante que me gustaría que te quedarás tras leer lo anterior, es que si estas viviendo este tipo de situación o conoces a alguien que lo vive, comprendas cuales son algunos de los síntomas, que no estas sola, solo y que si requieres apoyo, cuento con la experiencia para que juntos encontremos soluciones.

Citas locales e internacionales: Jorge Domínguez, Montreal, Qc. Canadá, ☎ 514 946 5758, psicdominguez@gmail.com
jdominguez.ca

 

2 opiniones en “Hablemos de los Ataques de Pánico

  1. diana lopez moncada

    Por favor ayudemen a controlar los ataques de panico muchas grax dios los vendiga

    1. Jorge Dominguez Autor

      Muy buenos días, muchas gracias por escribir Diana, por favor escríbame a detalle desde cuando y como lo que esta viviendo, para respetar la confidencialidad hágalo directamente a mi correo psicdominguez@gmail.com, con gusto encontraremos una respuesta asertiva a lo que esta viviendo. En espera de sus noticias le envío un gran saludo.