Pensamientos de fatalidad: Mal dormir

InsomnioEl dormir mal o el no dormir el tiempo que requiere tu cuerpo, puede provocar importantes problemas en la manera de percibir tu realidad, y llevarte a que tengas una relación caótica contigo y con quienes están a tu alrededor.

Para explicar mejor esta situación te invito a que recuerdes alguna noche que te desvelaste, trasnochaste o no dormiste lo suficiente ¿Como era tu estado de animo, tus movimientos y tus pensamientos? La respuesta mas cercana sería que existía un sentimiento de malestar, tal vez culpa, intolerancia, movimientos torpes con reflejos disminuidos, pensamientos confusos. Muchos de los problemas de salud mental se pueden presentar por una mala calidad y cantidad de sueño.

La falsa creencia que el sueño se puede recuperar hace que las personas lo vivan sin tomar consciencia del gran daño que le generan a su mente y cuerpo. Se forzan tomando café, bebidas energentizantes, o algun tipo de droga para mantenerse alertas, despiertos y cumplir con los compromisos que han considerado importantes. Pero se han olvidado de lo principal, de lo importante y urgente: El Cuerpo y la Mente requieren descansar, DORMIR.

En la actualidad existen múltiples investigaciones científicas para determinar las principales causas del no dormir (insomnio), dentro de éstas se encuentran malos hábitos, problemas cotidianos no resueltos y la perdida del sentido de vida.

Algunas soluciones apuntan a consumir productos para que logres conciliar el sueño, pero son pocos los que otorgan herramientas para que logres tener un buen habito. Es por ello que ahora te doy algunos tips que podrán apoyarte para que recobres tu descanso y puedas dormir adecuadamente:

  1. Identifica las horas que requiere tu cuerpo y mente para dormir, puedes comenzar con 8 horas y después modificarlas de acuerdo a la demanda de tu cuerpo, es importante que sepas cuanto tiempo requieres.
  2. Realiza una pequeña siesta a mitad de tu día, que no sea mayor a 20 minutos, pues puede generar un mal habito de sueño.
  3. Identifica los estímulos que te alteran y sobre estimulan; por ejemplo: llevar trabajo a la casa, algún tipo de literatura, música o película, videojuegos, fumar o cualquier otra actividad, consumo de alimentos o bebidas. Evítalos por lo menos una hora antes del tiempo que tienes programado para dormir.
  4. Utiliza alternativas que te ayuden a limpiar tus emociones y pensamientos acumulados durante el día. Aquí tienes una maravillosa herramienta:

Para marcar un buen habito del sueño, considéralo como si fuera tu trabajo, la escuela o cualquier actividad que para ti es muy importante en el cual tienes un horario de entrada y de salida, si tu cumples con el horario tendrás una buena paga, un buen salario. Si tu llegas tarde y sales temprano tu paga será muy inferior y probablemente tengas muchos problemas.

Felices sueños, disfruta, comparte y comenta.