Reconcíliate con tu pasado para vivir en plenitud en el presente

reconciliacionEs impresionante como existe información que describe que es necesario vivir en el presente, pero que se olvidan de lo básico. En estas líneas también he escrito sobre vivir en el presente, pero, pero, pero…

No se puede estar en el presente cuando existen situaciones del pasado que no han quedado reconciliadas. Para explicarme mejor te comparto una pequeña historia.

Había un hombre o una mujer, que en un momento de caos y que ya no era posible vivir con el peso de todas aquellas cosas del pasado decidió hacer EL CAMBIO. En un acto de valentía decidió que nunca más volvería a cargar con las culpas, miedos, decepciones, rencores y situaciones de peso que impedían mejorar su calidad de vida. Leyó todo cuanto pudo leer, escucho y vio cuanto video pudo, acudió a múltiples platicas de crecimiento personal que le decían: vive en el presente, olvídate del pasado y se pleno en el aquí y en el ahora. Evidentemente la fuerza de voluntad era excepcional, día a día generaba su propia realidad tal y como quería, solo en el presente. Pero con el tiempo, fue contra-producente, por que el pasado se presentaba una y otra vez de diferentes maneras, parecía que la vida le retaba de ver lo que no quería, lo que quería olvidar. Era como intentar nadar contracorriente.

El pasado gritaba reconciliación, gritaba ser resuelto, gritaba: No me olvides, solucióname.

La situación empeoro debido a que el discurso que se decía la persona era: Todo lo que he hecho y no a dado resultado; la persona no tan solo había realizado un esfuerzo magnifico para encontrar soluciones, sino también había puesto su esperanza de tener un mejor vivir, pero al ver los resultados se desmotivó y dejo de creer en sí misma.

Esta historia es como la de miles de personas, tal vez lineas más o menos, pero es el resultado de una lectura parcial, o de una técnica parcial, donde NO SE HA RECONCILIADO CON EL PASADO, vivir a toda costa en el presente olvidando el pasado es como intentar borrar los aciertos, las experiencias, los desafíos por los cuales has pasado.

Comprender que huir de uno mismo es imposible, estés donde estés ahí te acompañarán tus pensamientos, hábitos, costumbres y sentimientos. No podrás escapar de ellos, aun cuando busques en estupefacientes como el alcohol o cualquier tipo de droga o incursionarte en actividades que te cansen y te impidan pensar.

Ahora entremos a posibles caminos de reconciliación:

  • Aceptar que las cosas son tal y como son, y que en la mayoría de casos no son como tu quieres, quisiste o anhelaste que fueran, y esa es tu realidad. Misma que podrás modificar cuando sepas que modificar.
  • Las personas hacen lo que hacen por que tienen y han tenido razones que tal vez son incomprensibles para ti, pero que para ellos son y serán suficientes, por más absurdas que parezcan.
  • En la interacción humana existen por lo menos dos partes, recuerda que para Caperucita Roja siempre el Lobo será el Malo, ábrete a posibilidades. Tu verdad no es la verdad, solo es eso: Tu verdad.
  • Si alguien te ha hecho daño, no ha sido por lo que tu eres, sino por lo que probablemente la otra persona proyecto de sí misma en ti, su frustración, envidia, coraje o tal vez fue un accidente.
  • Vivir en el presente es el único lugar donde tendrás cabida, pero para ello retómalo con tu pasado, con todo lo que eres y no con lo que piensas que eres.

Eres alguien extraordinaria, extraordinario, reconócelo y muéstrate tal y como eres.

Requieres apoyo:

Cita cualquier parte del mundo con Jorge Domínguez psicdominguez@gmail.com
Cita presencial con Jorge Domínguez en Montreal, Qc. Canadá, ☎ 514 946 5758, psicdominguez@gmail.com
jdominguez.ca