Romper cadenas de conductas y emociones indeseables

Constelaciones FamiliaresRepetir el tipo de pareja dañina, no lograr salir de ciclos destructivos, amar a la familia pero vivir en conflicto, seguir el mismo patrón laboral sin crecimiento, repetir las mismas conductas negativas de papá o de mamá, intentar salir adelante y constantemente retroceder. Son algunos ejemplos de la repetición de conductas o repetición de destinos que impiden a las personas tener bienestar.

Si lo que deseas es romper conductas indeseables, es importante tener claro que hay que hacer un cambio y para ello, en muchas ocasiones no basta con desearlo, hay que estar conscientes de la dinámica que se presenta. Por eso es necesario convertirse en el observador de la conducta, realizarlo con distancia para que, sin juicio, se logre ver lo que hasta ese momento ha estado oculto e impide que fluya la dicha, la vida.

Joan Garriga en su libro: Vivir en el alma, lo describe de la siguiente forma:

La presencia del amor no siempre asegura el bienestar y el crecimiento. En muchas familias se preguntan por qué, a pesar de lo mucho que se quieren, algunas personas tienen graves conflictos o desarrollan conductas destructivas o se producen violentas separaciones. La respuesta es que no basta con el amor: se necesita además el buen amor, cuyo sello distintivo es que promueve la dicha y encamina a las personas hacia la vida. Se necesita amar bien, y no solo amar mucho. El mal amor, aun siendo amor, es ciego y pasional, cuando no inconsciente, y se distingue porque encarama hacia la tragedia y se contrapone a la vida. Principalmente porque en su trasfondo no logra asentir a la realidad tal y como es o a las personas tal y como son, con el destino que les tocó, y oponiéndose a la vida deviene en sufrimiento.

Ahora que tienes un poco más de información, te brindo un maravilloso ejercicio que estoy seguro te dará una mejor perspectiva de lo que estas viviendo.

  1. Identifica y escribe quien en tu familia ha tenido un destino similar al tuyo, de aquello que quieres cambiar.
  2. En un acto amoroso dibuja dos columnas en una hoja y escribe de un lado las cosas positivas y del otro las negativas de las personas identificadas.
  3. Cierra los ojos e imagina que cada una de las personas identificadas están frente a ti, agradeceles que sean parte de tu vida,  acéptalas tal y como son de manera respetuosa, y de manera humilde y respetuosa dile a cada una de ellas: Tomo lo positivo de ti, gracias lo hago mío para crecer y multiplicarlo. Y de la misma manera humilde y respetuosa le dices: Te devuelvo lo negativo que tome, es demasiado y no se como resolverlo, no me corresponde. Gracias por ser parte de mi vida. Abre tus ojos
  4. Internamente, en silencio di: te acepto, los acepto tal y como son.

 

Inscríbete al próximo taller de constelaciones familiares aquí, quieres conocer más aquí